Rutina de cuidado de la piel - LoredAna

Por Nancy Estrada

Tener una piel bonita ya no tiene que tener una rutina de cien pasos para ser efectiva. Lo más importante es elegir los productos adecuados para tu tipo de piel y sobretodo ser constante en su aplicación. 

Crear hábitos saludables de cuidado de la piel ayudará a evitar el envejecimiento prematuro y a prevenir problemas en la piel difíciles de corregir. Podemos encontrar muchas rutinas extensas, pero para hacerlo más fácil hay 4 pasos en una rutina que son imprescindibles. 

1.- LIMPIEZA. 
Es necesario comenzar con un rostro limpio para que los productos que apliques a continuación penetren en la piel de manera efectiva. Aunque no uses maquillaje es necesario lavar el rostro en la mañana y en la noche para retirar suciedad que hay en el ambiente. Si te maquillas, es el doble de importante que laves tu rostro a profundidad. Dormir maquillada es uno de los errores más grandes que cometemos y es un factor muy importante de envejecimiento prematuro y opacidad en la piel.

Te recomendamos utilizar un jabón liquido que sea para tu tipo de piel y necesidad. Sobretodo porque son ligeros en el rostro, retiran muy bien la suciedad y no producen grasa extra al rostro. Si es de ingredientes naturales ¡mucho mejor!

2.- TRATAMIENTO.

Los sueros para el rostro se han vuelto muy populares, ya que tratan y van directo a los problemas de la piel de forma localizada. Si lo que quieres es tratar tu piel, puedes optar por un suero o un gel de colágeno que entre a capas más profundas de la piel e hidrate de manera mas potente.

3.- HIDRATACIÓN.

Aunque tengas la piel grasa, la hidratación es una de los pasos fundamentales. Una buena crema hidratante de acuerdo a tu tipo de piel evitará que produzcas exceso de sebo o si tienes la piel muy seca ayudará a que tu rostro no luzca apagado. Eso sí, cuida mucho los ingredientes y sobretodo intenta probar la textura de tu crema hidratante antes de comprarla. Se recomienda una crema más ligera por el día y una más untuosa por la noche. 

4.- PROTECCIÓN.

El paso más importante de la rutina. Proteger tu piel de los rayos del sol es ya una necesidad. Procura siempre colocarte protector solar aunque no haya sol intenso. La radiación que emite los celulares y dispositivos electrónicos también ayudan a que tu piel pueda producir manchas o diferencia de color. 
Es por eso que es muy importante utilizar un protector solar de amplio espectro que nos proteja de todos estos rayos. No olvides también reaplicar en el transcurso del dia. 

Si quieres encontrar una rutina especial para tu tipo de piel, en LoredAna contamos con productos hechos de ingredientes naturales, amigables con el medio ambiente, cruelty free y libres de químicos.


Dejar un comentario