Importancia de la Higiene.

Se ha comprobado a lo largo del tiempo que las pequeñas acciones que caracterizan a la higiene diaria y personal de cada individuo son, en suma, importantes para asegurar a la persona un buen
estado de salud, evitando estar en contacto con virus o bacterias, limitando la exposición a enfermedades y manteniendo en términos generales un buen estado de pulcritud del cuerpo.


La manera en la que nos vemos a nosotros mismos y cómo nos perciben los demás, impacta en nuestra autoestima y motivación. Así que al prepararnos día con día a nuestra higiene personal y de nuestro entorno, todo cambiará para mejor.


Desde una perspectiva muy simple, nuestra salud depende del aseo adecuado de nuestro cuerpo.


Mantener hábitos de limpieza diaria como bañarse o lavarse las manos con agua y jabón después de ir al baño, o antes de cocinar y comer, puede ayudar a evitar enfermedades como la diarrea o el cólera. Esta práctica ha demostrado reducir el índice de otros padecimientos como la
neumonía, la influenza o infecciones de la piel y los ojos, entre otras.
Es importante pensar en cada parte de nuestro cuerpo de manera separada, cuando se trata de
higiene.

Las acciones básicas que todos debemos llevar a cabo son:

1. Cepillarse los dientes por lo menos dos veces al día.
2. Tomar un baño diario, especialmente si vivimos en una ciudad donde la contaminación y la
humedad hacen que el cuerpo sea un imán para las bacterias.
3. Lavar las manos tanto como sea posible.
4. El cuidado de nuestro entorno:
5.Los gérmenes pueden propagarse en nuestro hogar, sobre todo en lugares donde hay
temperaturas muy altas y considerables índices de humedad.


Dejar un comentario